17/9/09

La sonrisa puesta


Por las calles de Estambul,
paseando mis escrúpulos,
compadezco al antipático.

Vivir sin la sonrisa puesta en Estambul es un error.
Así lo reza cada rostro de barrio Taksim
y su calle aorta, Instikal...
Chorrean a borbotones la sonrisa masticada,
aquella que pudo comprarse en kioskos y librerías.

También en verano,
a los miserables de Estambul no les llega la sonrisa a los bolsillos.

Desde los alto de la megalópolis,
Taksim de los 1.000 placeres derrama su maleficio...
¡Ay del antipático que nació estambulino!
¡Ay del pobre aún más miserable!

16/9/09

Raki Ramadán


Es ramadán.
En Estambul, frente al Cuerno de Oro
comprendo que cada hombre es un precipicio,
cada mezquita un gemebundo mausoleo.
Tantos y tantas...

A la llamada del muhecín
el crepúsculo rompe el ayuno
y el raki cae sobre mi alma en cascada.

Es entonces cuando te dibujas tenebrosa
sobre las aguas del Bósforo,
desafiante a cada sorbo,
ante mi raquítica inteligencia,
frente a mi asilvestrado pecho que brama y brama...

Sobre mi nuca sopla el aliento de tus fantasmas.
Comienza mi ramadán.

6/8/09

Asomado a tus ojos


Asomado a tus ojos
Mientras el río corre
Y bailan los astros,
Veo la humanidad viviendo en ataudes de fantasía,
Un sueño universal de gran superficie,
El eterno reposo que nos asola vivos,
Todo lo que no se mira en ti.

Aupado a tus ojos
Se entiende que ya pocos soñamos libres.
Los hombres lo hicieron o eso creen...
Al mágico grito de "Oh yeah! "
Han conseguido cambiar las formas de lo inevitable:
Ahora la muerte espera como una mona vestida de seda.

Elegante consuelo para el homo glóbulo
Eunuco de libertades
Capado hasta la más básica razón...
Así lo pregonan desde su plasma gigante:

"Esquive la vida esperando a la mona más bella...
Miedo de serie en Ataúdes de Fantasía
¿Vida para qué? Usted ya la vivió.
No malgaste su tiempo.
Deshágase de sus viejas ilusiones
Y atienda a sus renovados miedos.
Ataúdes de Fantasía
Y viva de casi nada
Tan sólo de recuerdos..."

Ahora, aupado a tus ojos
Puedo ver al río correr
A las almas cantar
Bailar a los astros
Subsistir a la humanidad...
Tan afortunado soy de poder asomarme a tus ojos, mujer.

20/7/09

Pies de pólvora



No son pies de barro
Que es carne morena.
El principio de un cuerpo sin precipicios
Grácil, experto en cada uno de sus pliegues
Ausente de taca-tacas
Sin la sórdida muleta, tan humana...

Ella vive y vivifica por sí misma
Aparentemente inmune.
Me arrastra con su presencia gitana
la sonrisa de sus movimientos
el alcohol en sus labios, donde todo fluye
del bar a mi lecho, siempre sediento
de su gracia, de su sexo...

Chica sin más amuleto que sus propios ojos.
Bautiza lo bello su mirada, que todo lo baña.
Jarritas de barro sus pies
Carne oscura que lamo y relamo...
sus pies... caminando
A sólo Ginebra sabe dónde.

Por el reguero de pólvora
Lo sabemos a pie juntillas: se hace la música andando.
Distraído, divertido, realmente embriagado
Me gusta seguir sus pasos.

7/7/09

Misántropo



Desde el límite atisbo criminales.
Usan la vida para gastar su tiempo
Parapetados tras un reloj luminoso
Cegando con minuteros los caminos.

En misántropo masculino
Alcanzo al mundo de reojo.
Piso sus lindes
Hundiéndome entre terrones de tierra magra, única...
Siento ágil el estertor de cada microbio que sucumbe.
Estoy vivo.

Mi cuerpo ama a rabiar
Muerde la vida.
La desangra en todo su esplendor estelar.
Asesina a cada instante todas las posibles circunstancias
Todas aquellas que no ayudan y aspiran tan sólo a matar el tiempo.

Porque aún mi amor a nosequé sobrevive
Entre horrores de una inteligencia que ya casi no recuerdo.
Pero era mía y de mi sombra
Antaño fresca, acogedora
Ahora frágil, inflamable en mitad del estío artificial...

Me siento como ese pino púber
Imberbe de la zona verde.
Un arbolito gracioso
Benefactor en las lindes del mundo
Mayúsculo en su inutilidad.
Y vivo.

2/5/09

Maestro mastercard


Echan raíces en las letrinas del pudor.
Sonríen, pacen, sueñan dinero.
Hipotecados de baba rosa
Os digo culpables de la miseria que nos acompaña
Vivís esclavos del deseo del prójimo
Sin poesía
Pero con una bonita biblioteca.

En el día en que murió el poeta
Asesináis sus versos a golpe de mastercard
Exhibís del libro su lomo virgen, en estantes de literatura carnicera.
Sabed que adivino vuestras vidas como un hipo de lírica de bolsillo
El pequeñito de la derecha, ese que compartís con moneditas de dos céntimos...

"¡Adiós al maestro!"
Vuestro padre os recitaba sus versos desde la cuna. Seguro...
También el de todos los poetas muertos, por supuesto.
Como es bien sabido en la ciudad
Todos nuestros padres fueron coleccionistas de esquelas del parnaso...
En cualquiera de sus barrios se pueden admirar sonrientes poetas de piedra...
Estatuas invisibles que parecen querer abrazar a cada transeúnte...
A todo ese ejército de parroquianos que reza cada noche por esos poetas que tanto amamos
Y que tan poco nos cuesta arrojar al exilio
Al infierno.

¿Por qué maltratamos a nuestros maestros?
¿Por qué no nos escuecen sus versos?
Sonriamos... adiós al maestro.



2/3/09

El utensilio que me amó



Con cada uno de los apéndices de mi fe ciega
Lo he comprobado.
Traspasado por mi periscopio
Lo he revisto de cerca.
Chupado de fábulas.
Desnudo de Disneys, Callejas,
Famélico, casi transparente, el amor...

¡El amor es una quimera!
El amante un utensilio,
El utensilio que me amó...

Mi cama es quirófano,
A veces encimera,
Escombrera casi siempre,
Del solitario el cálido tapete,
Baraja desplegada
Y un jugador que juega
Y juega, y juega... ¡Juerga!
¡que el tiempo es bisturí!
Afilado el tiempo que todo lo opera...

19/1/09

Vivo sin piedad


Guitarra en ristre sueno de pecho.
Compruebo coleando quien me respira.
Está vivo, bien vivido,
A pecho descubierto ser vivo soy
Porque amo a balloneta calada,
Sin piedad.

Vivo porque trasciendo,
Porque es muy cierto, muy lógico
y es lo único que tengo.
Además puedo ser bello... de lejos...
Y como no me duele el deseo
Puedo vivir amándote
A ti, a vosotros, o a ese pequeño marasmo que me envuelve:

El Olor a comida de vecina
Su amor de tradición y ajo,
El esplendor del ficus gigante
Desgarbado creciente en este patio de Sevilla,
-a dos manzanas del otro, el del limonero-,
La canción apropiada en esta noche lúcida,
-Venus in furs, como dios la trajo al mundo-
El beso robado a la boca soñada, dormida...

La noche es vagina mojigata, divina
Y el vino manchego cubica todo esto.
¿Se puede estar más vivo
Con lo chacras en carnaval perpetuo?