26/9/14

El parto poético de Edi Tachera. Diario de Sevilla.


'Cántico de esParto' abre el ciclo de otoño de Showcase, que incluirá danza, música y teatro.
J. A. ARIAS TORIBIO SEVILLA | ACTUALIZADO 26.09.2014 - 07:07
zoom
El cantante del grupo sevillano Los sentíos protagoniza la propuesta de esta noche en el CAS.
El personaje construido por Edi Tachera recuerda que su parto "fue un error; y su vida, una cruel consecuencia". Su nuevo espectáculo, Cántico de esParto, llega esta noche (21:00) al Centro de las Artes de Sevilla para combinar poesía, música y performance

Tachera, voz de Los Sentíos, banda sevillana de power poprock & roll y garage, aparca a veces la canción en favor del verso. Con Esplendor en el melonar (El Cangrejo Pistolero), su primera publicación, inició una senda poética capaz de jugar con las palabras y de evocar, al mismo tiempo, pasajes de lo absurdo. 

En la cita de hoy, Jesús Torronteras acompañará al protagonista con "un preciosista aliño multimedia". Tampoco faltarán en el abrigo musical -bajo, guitarra y batería- Miguel Díaz, Antonio León y Amanda Palma, bautizados artísticamente como Heterónimos, un nombre que delata la admiración que Tachera le profesa al escritor portugués Fernando Pessoa. También Valle-Inclán y Bob Dylan cohabitan entre sus referentes culturales. 

El planteamiento de Tachera aportará a la escena "un atrezo protorrevolucionario que canta a nuestro parto, a la muerte y a la estulticia que tan simpáticamente nos rodea", aporta el autor de los textos. 

La poesía "corrosiva"de Cántico de esParto -el precio de la entrada es de 10 eurosabrirá la temporada otoñal de Showcase, un ciclo alternativo a los grandes festivales que programa La Suite y está impulsado por el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla. Por Showcase pasaránEspaña no es Uganda, comedia de Antonio Álamo; The New Costelas y The Guinea pig, grupos de pop y rock; y Cooperativa Maura Morales, con la pieza de danza Wunschkonzert.

22/9/14

Edi Tachera & sus Heterónimos estrenan el nuevo espectáculo poético 'Cántico de esParto'

Edi Tachera llega con su 'Cántico de esParto', junto a sus Heterónimos,Miguel DíazAntonio León Fernández y Amanda Palma y la fantasía multimedia de Jesus Torronteras, para recordarte que su parto fue un error y su vida, la cruel consecuencia.

Desde la presentación de su anterior libro, ‘Esplendor en el melonar’, la poesía de Edi Tachera ha vivido intensamente estos años de debacle social. Así lo expresa en “Cántico de Esparto” junto a sus otros absurdos yoes, sus Heterónimos del alma. Los Heterónimos funcionan en escena como banda de músicos y personajes delirantes, que con música POPerizante y poesía corrosiva, follatriz... evocan el particular mundo que nos vapulea. Los tres músicos y el extraño poeta se acompañan en esta ocasión de un preciosista aliño multimedia (del maestro Jesús Torronteras) y un trasnochado atrezo protorrevolucionario que canta a nuestro parto, a la muerte y a la estulticia que tan simpáticamente nos rodea.

Venta anticipada de entradas aquí: http://www.generaltickets.com/index.php

Y en el teatro Lope de Vega.

* La taquilla del CAS se abrirá una hora antes del comienzo de la actuación.

20/9/14

La Gran Manada

Las fronteras se han movido a lo largo de la historia, se mueven hoy en día y seguramente lo seguirán haciendo hasta que desaparezca la humanidad. Es la forma "civilizada" de mear o marcar el territorio de caza de la gran manada. Manadas multitudinarias, excesivas y muy destructivas son las naciones con sus sagradas fronteras. 

Desde el siglo XIX estas funcionan a pleno rendimiento, convirtiendo al lugareño, al indígena, al humano, en parte de la plaga que asola los recursos del planeta. Es este el actual orden interNacional, con esas supermanadas, en pos del control y consumo de los recursos, las naciones con sus himnos, sus culturas y sus banderas. ¿Y tú, de qué manada eres?                        

10/9/14

El cadáver caliente de Emilio Botín



Nuestra cultura 'catolicista' nos enseña a no juzgar a los muertos, cuando aún 'andan' calientes, ya que los juicios finales son cosa de dios. Hay que tapar las vergüenzas del fenecido, si las tuviera, por respeto a la familia y por ese arrebato de empatía que sufren los famosos y poderosos en estos lúgubres momentos: "el fiambre podría ser yo y habiendo vivido como un redomado hideputa, me gustaría ser recordado de otra manera. Respetemos a los muertos." 
Pues creo que, precisamente, es en el momento del duelo cuando el muerto debe ser juzgado por los vivos de forma sincera, sana, como algo bien positivo y necesario para la comunidad. Si la difunta fue simpática, generosa, creativa, cariñosa, curranta, beneficiosa para la gente o si por el contrario, vivió dedicada a la codicia, la corruptela, el robo, la mezquindad. Los muertos se van y nunca vuelven, pero sus actos, su vida, su 'ejemplo' perduran, conviven con nosotros por tiempo. 

Es por esto que señalo desde mi humilde y maltrecho grano de arena que, ojalá vidas como la del banquero, Emilo Botín, no vuelvan a darse jamás en la historia humana. Tan sólo hay que recordar sus miles de desahucios, sus miles de estafas en preferentes, sus miles de políticos paniaguados, sus miles de millones de euros atesorados por doquier, sin olvidar ese tórrido romance con los paraísos fiscales... Su ilimitada usura, su indomable codicia, que ha llevado a 'su pueblo' a la desesperación y, en demasiados casos, a la muerte. Mientras vivió se gano mi desprecio y ahora que se ha ido, no puedo más que luchar o bregar contra su infausta obra y su familia de hecesacólitos e imitadores. Emilio Botín, el romántico' 'banquero neoliberal, murió fulminado por un triste infarto. Te moriste y nadie lo siente. Dime qué te llevas a la nada.