3/3/12

Mi huElla


La horma de mi zapato eres tú:
amante religiosa, escurridiza volátil
caricia evanescente, hembra aunque me maten...
Cada una de mis huellas siguen siendo tú
porque cada noche dibujas mi rastro de vino.
Camino pisando el fresco amorío
en ese intenso lagar que es ahora mi vida.
Pero ambos sabemos que yo
apátrida, errante
sólo por tu sexo me dejo llevar
que es tu vino el que me pierde.



1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar