7/7/09

Misántropo



Desde el límite atisbo criminales.
Usan la vida para gastar su tiempo
Parapetados tras un reloj luminoso
Cegando con minuteros los caminos.

En misántropo masculino
Alcanzo al mundo de reojo.
Piso sus lindes
Hundiéndome entre terrones de tierra magra, única...
Siento ágil el estertor de cada microbio que sucumbe.
Estoy vivo.

Mi cuerpo ama a rabiar
Muerde la vida.
La desangra en todo su esplendor estelar.
Asesina a cada instante todas las posibles circunstancias
Todas aquellas que no ayudan y aspiran tan sólo a matar el tiempo.

Porque aún mi amor a nosequé sobrevive
Entre horrores de una inteligencia que ya casi no recuerdo.
Pero era mía y de mi sombra
Antaño fresca, acogedora
Ahora frágil, inflamable en mitad del estío artificial...

Me siento como ese pino púber
Imberbe de la zona verde.
Un arbolito gracioso
Benefactor en las lindes del mundo
Mayúsculo en su inutilidad.
Y vivo.

1 comentario:

  1. Es el que más me gusta de los que te he leído. Mucho, enhorabuena.

    ResponderEliminar